domingo, 4 de noviembre de 2012

Origen de los viajes


Viajar. Viajes. Desplazamientos. Moverse.
Tan sencillo como eso. Viajar es moverse.

La antigua Grecia

Una vez, hubo un griego que se llamó Herodoto, y ese tipo se cansó de viajar.
Él decía que necesitaba ver el mundo para interpretarlo. Así, y luego de ver Egipto, Turquía, Babilonia, entre otros lugares, a él se lo considera el Padre de la Historia.




Roma, la ciudad enterna
Tiempo más adelante, el Imperio Romano, en su afán de conquista, desarrolló los mejores caminos llegando hasta España en Europa y también coparon Norte de África. Grandes guerreros y comerciantes, con su legado en avances de comunicación y transporte, no guardan en vano el famoso dicho “todos los caminos, conducen a Roma”.



Templo Gengis Kan
Luego ya con la Edad Media, los desplazamientos eran más religiosos y por comercio, buscando abrir nuevos mercados a nivel mundial para sostener las monarquías europeas y también adoctrinar más fieles para agrandar el poder de la iglesia, muy importante en aquella época. Podemos destacar navegantes como Marco Polo, un mercader veneciano que gracias a sus viajes, conoció a fondo la civilización China de aquella época.

Retrato de un Grand Tour
Ya más cerca de nuestros tiempos, la concepción de un viaje formativo era indispensable para el cierre académico de los jóvenes, hijos de familias diplomáticas.
El llamado “Grand Tour” se celebraba antes de culminar los estudios e involucraba a un grupo de profesores y tutores que acompañaban al noble joven a visitar las ciudades europeas más importantes para conocer los centros de poder de los que se iba a rodear en el futuro. Esta tradición tuvo raíces inglesas en su mayoría.



Caricatura del primer charter turístico
Siguiendo en Inglaterra, y de la mano de los viajes comienza a usarse la palabra Turismo y es Thomas Cook, comerciante inglés, quién vende el primer paquete turístico, charteando un tren desde Leicester a Loughborough para una convencion anti alcohólica.
Turismo deviene de Tour y significa un viaje circular, que termina dónde comienza. Para pensarlo de manera simple, un paquete turístico que ya tiene un pasaje ida y vuelta marca la tendencia.


 
Así que es bueno que hagan turismo, para conocer otras culturas, otras formas de vivir y sobre todo, otras formas de pensar. La tolerancia es clave para disfrutar de esta actividad.

Gracias por hacer turismo en mi página. Pueden volver a sus tareas habituales.

2 comentarios:

  1. Si viste la película o leíste el libro IN TO THE WILD...no recomiendo terminar como Christopher McCandless. Por lo demás muy divertido estilo narrativo, ligero como deberían ser las mochilas de viaje!!!

    ResponderEliminar